Despedido y recontratado: ¿Qué implicaciones tiene para ti?

En la vida laboral es común que existan cambios en las empresas en las que se trabaja. A veces estos cambios pueden ser positivos, pero también pueden ser negativos. Uno de los cambios más drásticos que puede suceder es el despido.

¿Qué pasa si te despiden y te vuelven a contratar?

Esta pregunta puede resultar un tanto confusa para muchos empleados, ¿verdad? Y es que, las noticias de despidos y contrataciones pueden llegar a generar incertidumbre. Por esta razón, en este artículo te explicaremos qué sucede y cuáles son las consecuencias si te despiden y te vuelven a contratar.

¿Es legal ser despedido y posteriormente recontratado?

Desde un punto de vista legal, suceder esto no es un problema. De hecho, la empresa puede decidir emplearte de nuevo si estás dispuesto a trabajar nuevamente.

Sin embargo, debes tener en cuenta que el empleador debe cumplir con ciertos requisitos para llevar a cabo este proceso sin cometer algún tipo de ilegalidad o infracción. A continuación, te enumeramos cuáles son estos requisitos:

  • La empresa debe pagar todas las indemnizaciones correspondientes en el momento del despido y no puede volverte a contratar por el mismo puesto en un lapso menor de tres meses.
  • Si el empleado fue despedido de manera improcedente y la empresa decide volver a contratarlo, deberá abonar un importe adicional en concepto de indemnización al trabajador.
  • Si el trabajador fue despedido por causas objetivas, la empresa debe demostrar que se han dado las condiciones necesarias para llevar a cabo la nueva contratación.

¿Qué sucede con los derechos laborales si te vuelven a contratar?

Es importante que conozcas que, aunque te vuelvan a contratar, tú no pierdes tus derechos laborales.

Esto significa que tendrás derecho a disfrutar de los mismos derechos que cualquier otro trabajador, incluyendo derecho a afiliación a la Seguridad Social, estabilidad laboral, derecho a cobrar indemnizaciones, vacaciones, permisos, etc.

Es importante que, si te encuentras en esta situación, evalúes tus opciones y te asesores de manera adecuada para asegurarte de que todos tus derechos estén siendo respetados.

En definitiva, ser despedido y recontratado no es ilegal siempre y cuando se cumplan con todas las condiciones y requisitos legales establecidos. Es importante que no pierdas de vista tus derechos laborales y te asegures de que cualquier proceso que se lleve a cabo respete estas condiciones para garantizar una relación laboral justa.

Entradas relacionadas